Consigue el cutis que siempre soñaste

La cuaresma es tiempo de renovación, que te parece si empiezas el cambio purificando la piel de tu rostro con una mascarilla casera, utilizando productos naturales y a tu alcance, tendrás el mejor spa en la comodidad de tu propio hogar. Recuerda que no es necesario gastar millones para verte bien, anteriormente nuestras mamás y/o abuelas tenían remedios caseros para todo, te compartimos los secretos mejor guardados de belleza para tu piel.

La piel es el órgano más grande del ser humano y es la encargada de cumplir ciertas funciones:

  • Protección del medio exterior.
  • Regulación de la temperatura corporal.
  • Recursos hídricos:la piel protege al cuerpo de la pérdida excesiva de líquidos, al tiempo que permite la pérdida de líquidos específicos.
  • Sentidos:la percepción del calor o del frío, el tacto y el dolor se hace a través de la piel.
  • Sistema inmunológico:la piel contiene muchas células del sistema inmunológico.
  • Intercambio de información mediante señales del cuerpo:la expresión de una reacción emocional puede ser rubor o palidez.

 

Como vez, la piel es muy importante por eso debemos cuidarla. Los principales factores que afectan la piel son:

  • El sol y la contaminación ambiental
  • Exceso de sustancias químicas de los maquillajes, jabones, entre otros.
  • Alcohol
  • Tabaco
  • Alimentación desequilibrada y poco saludable
  • El estrés

 

No hay nada más refrescante para el rostro que una  mascarilla natural: hidrata, elimina las células muertas de la piel, y reafirma las líneas de expresión. Existen varios tipos de mascarillas según los efectos que generan en nuestra piel, son las siguientes:

  1. Mascarilla de Efecto Tensor: Se aplica húmeda y al secarse provoca una tensión que favorece la circulación sanguínea y la nutrición celular.

Rosas

rosas

Pues sí, era cierto lo que contaban las mujeres en la antigüedad, algo tan efímero como una rosa  conserva el secreto de la eterna juventud. ¿Deseas probarlo? Pues tritura los pétalos de cinco rosas frescas hasta hacer una pasta y déjala actuar en tu rostro durante 15 minutos. Retírala con agua fría ¡Y verás los resultados!

  1. Mascarilla de Efecto Reafirmante: Se aplica húmeda y al secarse provoca una tensión que reafirma los tejidos.

Zanahoria

zanahoria

Esta mascarilla ayuda a disminuir las arrugas las propiedades de la zanahoria y el yogurt con un poco de limón, le devolverán la vida a tu rostro. Mezcla 2 zanahorias, medio jugo de un limón y 2 cucharadas de yogurt; pon todos los ingredientes en la licuadora y bátelos. Déjala actuar durante media hora y quítala con agua tibia.

*Si tu piel es sensible diluye el limón en agua.*

  1. Mascarilla Exfoliante: Permite la eliminación de células muertas y secreciones de la piel.

Miel y almendras

miel1

Para preparar el más exquisito exfoliante casero solo necesitas una cuchara sopera de miel y dos almendras. Tritura las almendras con el mortero hasta que den un polvo muy fino y mézclalo con la miel, luego añade una cucharadita de zumo de limón. Aplícalo suavemente en el rostro dándote masajes circulares y déjalo secar  durante 15 minutos. Enjuágate con agua tibia. Te sentirás rejuvenecida.

  1. Mascarilla Hidratante: Evita la evaporación del agua superficial de la piel, creando una barrera de protección y favoreciendo la desaparición de las arrugas y reafirmando las líneas de expresión facial.

 Frutas

platano

Ciertas frutas son ideales para hidratar tu piel debido a su alto contenido de agua. Utiliza, por ejemplo, un plátano (banana) maduro y haz una pasta, la cual aplicarás en sobre tu cara y el cuello suavemente. Espera 15 minutos y retira la mascarilla con agua fría para activar la circulación sanguínea.

  1. Mascarilla Estimulante: Estimula los vasos capilares superficiales y favorece la nutrición de los tejidos.

Fresas

fresas1

Si sientes la piel reseca utiliza esta magnífica crema natural para hidratarla y nutrirla. Tritura varias de fresas y mézclalas con miel. Aplica esta crema en tu piel y déjala por 20 minutos. Retírala con agua fría y siente como tu belleza vuelve con nuevos bríos.

  1. Mascarilla de Efecto Aclarante: Absorbe el exceso de melanina, eliminando manchas y pecas.

 Limón

limon

El limón es la fruta de los mil usos ¡quién se iba a imaginar que también elimina las manchas! Pues bien, mezcla una cucharada de miel de abejas con otra de zumo de limón. Aplícala con un algodoncito en la piel del rostro y déjala durante 20 minutos. Retira la mascarilla con una almohadilla de algodón y agua mineral. Ten cuidado de limpiarla bien pues la exposición al sol de la piel con limón provoca manchas.

  1. Mascarilla Renovadora: Elimina las células muertas de la capa superficial y activa y acelera la renovación celular.

Tomate

tomate

El tomate tiene variados efectos sobre la piel: hidratante, tensor y exfoliante. Si deseas que esos molestos granitos y puntos negros desaparezcan pica un tomate a la mitad y pásalo por tu rostro. Déjalo actuar durante 15 minutos y retíralo con agua tibia ¡Verás los resultados!

Las mascarillas nos ayudan a mejorar la piel, pero no son milagrosas, recuerda que es importante estar bien hidratada, comer frutas y verduras, ya que contienen muchas vitaminas y minerales, también es súper indispensable aplicar bloqueador para prevenir el envejecimiento prematuro, quemaduras y manchas. Cuida tu piel porque una piel nutrida y limpia te da vida y jovialidad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s